SIGNUS promueve “Encuentro Circulares” y ha dedicado uno a los libros más ‘verdes’

SIGNUS, la entidad responsable de la correcta gestión de neumáticos fuera de uso, y la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) han dedicado el I Encuentro Circular a los libros más ‘verdes’. Para conmemorar el Día del Libro, que se celebra hoy, y el Día de la Tierra, que tuvo lugar ayer, ambas entidades organizaron un encuentro para poner en valor la importancia de los libros para promover el cuidado del medio ambiente.

 

En la Biblioteca Eugenio Trías del parque de El Retiro de Madrid, un lugar dedicado a la lectura y en un entorno natural, se dieron cita periodistas, escritores y editores para hablar de cómo la literatura aborda los temas ambientales, cómo pasar del verde al negro sobre blanco y cómo traducir la ecología en palabras.

 

El director general de SIGNUS, Gabriel Leal, señaló en la presentación del acto que “no hay remplazo del Planeta” y de la misma forma que las materias primas escasean, los neumáticos también, por lo que es imprescindible recuperarlos y reciclarlos. Leal comentó que la palabra ‘libro’ significa ‘corteza’, por lo que en su propio nombre el libro nos indica su origen ambiental.

 

La presidenta de APIA, Clara Navío, recordó a Carl Sagan y su visión de la Tierra en su libro ‘Un punto azul pálido’ en el que destacaba la importancia de cuidar nuestro pequeño planeta en el Universo: “Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él”.

 

La primera mesa del Encuentro celebrado el viernes estuvo protagonizada por los periodistas y escritores ambientales: Rosa Tristán, coautora de “Atapuerca, 40 años inmersos en el pasado”; Eduardo Viñuales, autor de la “Guía de los Montes de Zaragoza, 100 ascenciones”; César Javier Palacios, autor de “Tengo pájaros en la cabeza… y otras preocupaciones”; Cristóbal Ramírez, autor de “Viaxe a través da costa de Galicia: de Ribadeo a Burela”; y José Antonio Quirce, autor de “Más leyendas y cuentos del bosque de Valsaín”.

 

Hablaron de sus relaciones con los editores, de cómo es su proceso creativo, de las dificultades y las satisfacciones de la escritura y de por qué no pueden dejar de escribir. La escritura de un libro es algo que no han podido resistir ninguno de ellos, porque habituados a escribir una columna o un reportaje, y tener mucha información sobre un tema, lo imposible es que todo se quedara en el cajón y no viera la luz. Viñuales lo resumió en que escribimos para dar a conocer y que así se quiera, y lo que se quiere, se protege.

 

En la mesa de editores participaron Pilar Adón, editora de Impedimenta; Marcos de Miguel, editor de Plaza y Valdés; Javier García, editor de Volcano Libros; y Cristina Pineda, directora editorial de Sílex, Silonia y Tres Hermanas. Los editores que apuestan por libros con contenidos ambientales, echan de menos en España autores que engatusen y apasionen por la naturaleza, como sí ocurre en Reino Unido, por ejemplo. Recordaron a John Muir, un naturalista de Estados Unidos, que escribió de la belleza de los paisajes y ecosistemas de su país y logró que el público amara esos entornos naturales y se protegieran.